TESTEAR LAS MUESTRAS DESDE LA EXPERIENCIA DEL CONSUMIDOR. CASO DE ESTUDIO



Conozco algunos clientes y colegas a los que no les interesa solicitar una muestra del posible producto a contratar. Usan como argumento común la urgencia en la contratación,  la confianza en el diseño del fabricante, o los costos asociados al envío y testeo de la mercancía de prueba. Esta forma de actuar es un error.

Hay productos en el campo de la electrónica y los electrodomésticos que no requieren un testeo,  o al menos se puede prescindir de él, como puede ser un accesorio, un recambio, o una parte de algún aparato, una cuchilla por ejemplo, pero la mayoría si requieren revisión.

En el artículo, -Testeo de muestras en modo fallo- ya habíamos recomendado un método rápido y fiable para obtener resultados en las evaluaciones previas de productos y hoy quiero comentar una parte importante que no debe faltar durante el proceso de testeo. Me refiero a la experiencia del consumidor. Que no es más que usar y comprobar la funcionalidad de la muestra, no bajo una lupa técnica, sino bajo la lupa del consumidor final. El que la utiliza.

Procesador de alimentos a testear. Foto del autor.


El consumidor final, después de realizar la compra no revisa más las especificaciones del producto, esa acción la realizo cuando estaba definiendo su selección. A partir de la compra, el consumidor solo se dedica a explotar el aparato. ¿Y qué tal si durante la explotación el cliente descubre que el aparato no es funcional o que presenta características que le entorpecen su explotación o le hacen perder tiempo?....................Posiblemente devuelva la mercancía y en el mejor de los casos no comprará más tu marca.

Esta semana estaba testeando un Procesador de Alimentos y quiero compartir los resultados para ejemplificarte a que me refiero.

Todas las pruebas técnicas realizadas tuvieron un resultado positivo. Buena potencia, excelente motor, construcción fuerte, cero recalentamiento, fueron algunos de los resultados sobresalientes. 

Al pasar a la explotación del procesador desde el punto de vista del consumidor final, es decir, su uso día a día, observo tres características, dos positivas y una negativa.  El aparato es de fácil manejo y el troceado es potente y uniforme, sin embargo a la hora de retirar el producto la cuchilla no se desmonta con facilidad , se queda trabada, presentando riesgos de daños físicos al usuario al tener que manipularla reiteradamente.


El proceso de extraer la cuchilla para desenganchar el recipiente es difícil. La cuchilla se queda trabada en su eje. Esto es una incomodidad para el usuario final además de ser un riesgo. Foto del autor

Según mi evaluación el aparato no esta recomendado. Aprobar su producción con esta característica es desproteger la imagen de la marca al poner en el mercado un producto con dificultades operaciones. 

Este es un caso típico de que el producto cumple los requerimientos técnicos, las especificaciones del mercado, las certificaciones, es durable y sin embargo presenta errores en su manipulación. De no realizarse el testeo desde el punto de vista de explotación el procesador estaría listo para producción. Si testeamos el aparato bajo la norma IEC-60335 también pasaría el test.

La cuchilla presenta dificultades a la hora de ser desmontada, lo que se agrava cuando el aparato tiene alimentos procesados. Esto se debe a que el diseño de montaje es a presión. En otros modelos la cuchilla tiene una presilla de liberación. Foto del autor.


Aquí te doy un tip. Cada vez que testees un producto, comienza con la revisión operacional como si fueras el cliente que lo explotará en su casa antes de pasar a las especificaciones y revisiones técnicas. Esta acción te ahorrará tiempo y recursos. Cuando estas en China, en un showroom o en las instalaciones del fabricante, comienza con este tipo de revisión antes de seleccionar un posible producto a contratar.


¿Y el fabricante no se da cuenta de estos errores?
No, lamentablemente muchos no lo tienen en cuenta o no reciben la retroalimentación adecuada de sus compradores, sobre todo cuando de líneas low cost se trata. 

Muchos de estos moldes son muy comunes entre varios productores y basta un pequeño cambio en los materiales, en la inyección de plásticos o en la conformación de los metales para que ocurran estos problemas. Posiblemente el fabricante te diga que es normal el funcionamiento del producto.

Por otra parte, este tipo de revisión no esta contemplada como parte de las pruebas que se exigen para las certificaciones y las que se incluyen en la norma IEC-60335.


¿Y que hago ahora que no recomendé el producto?
Hay varias opciones que tienes que prever desde mucho antes de enfrentar la revisión de las muestras.

  • Tener varias opciones de productos para testear. Del mismo fabricante o de fabricantes diferentes. (de fabricantes diferentes es la mejor opción).
  • Intercambiar con el fabricante una solución y  repetir la revisión.
  • Intercambiar con el fabricante una solución y en el caso que no sea critico el problema incorporar este acuerdo en la ficha de producción, pedir una inspección pre-producción e incorporarlo en la inspección pre-embarque




En resumen: Testear los productos desde la experiencia del consumidor es muy recomendable si realmente quieres tener una mercancía que no solo cumpla con requisitos y especificaciones sino que sea funcional para el cliente. La mejor opción es que tú seas el cliente y que por supuesto, conozcas el funcionamiento de los aparatos. De lo contrario, como hago en muchas ocasiones, entrégale el aparato a un vecino, un familiar, un dueño de negocio, etc, etc, y pídele su opinión.

Es un error no revisar la funcionalidad de cada parte de los productos, sobre todo cuando estas construyendo tu propia marca. Todo el tiempo y gasto que tengas revisando muestras lo ahorras a posterior cuando el producto tenga un buen comportamiento en el mercado. Quién define el criterio de un producto en el mercado no es tu selección del fabricante, ni los pasos que establezcas para el control de calidad de la producción, es el cliente final. La revisión de muestras es un paso obligatorio en el proceso de importación desde China.


También te puede interesar leer este artículo: -Muestras sin valor comercial: ¿Una perdida de tiempo y dinero?-


Espero que esta información te ayude de alguna forma. Si has tenido experiencias de este tipo o tienes opiniones que intercambiar te invito a que dejes un comentario.


Para cualquier duda, consulta o solicitud de servicios puedes también utilizar el formulario de contacto que te dejo más abajo y si deseas poco a poco superar el miedo  sobre importaciones y fabricación en China, relaciones con proveedores y contratos de producciones que te permita  confiar en tus conocimientos para disminuir riesgos estas invitado a suscribirte al blog. Este es un blog escuela.



foxyform
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...