GARANTIA, SOPORTE Y POS VENTA. ¿QUIEN Y COMO SE ASUME?



¿Quien dijo que los fabricantes aportan respaldo o hacen descuentos por el hecho de producir tus productos?

Cuando comencé a introducirme en la manufactura de productos existía en mi entorno laborar el concepto del 1% en respaldo o descuento que hacían los fabricantes. Debo confesar que yo también comencé a repetir aquello y estuve varios años asumiendo como verdad lo que otros me habían dicho. En mi favor debo decir que la estructura de la compañía para la que prestaba servicios tampoco ayudaba a esclarecer el concepto con los fabricantes pues todas sus operaciones las realizaba con intermediarios (financistas) Chinos, que aunque nos permitían visitar a los productores, levantaban una muralla entre ambas partes. No fue hasta que preste servicios para un distribuidor-productor Chino que pude acceder a la interpretación correcta de los términos.


¿Que significaba el estribillo del 1%?. Eso significaba  que existía el principio de que los fabricantes otorgaban el 1% de respaldo, libre de costo, para enfrentar cualquier problema de pos venta en sus producciones o que descontaban ese porciento del valor de la producción contratada. En base a ello, cada negociación cerraba con la palabra mágica, ¿que porciento de respaldo otorgan?.......¿el 1%?.......y todos felices y contentos.
  1. ¿Cuales eran las consecuencias de este principio?
  2. ¿Es un error o no, negociar de esta forma el respaldo para una pos venta?
  3. ¿Como se negocia el respaldo de una producción? 
  4. ¿Que debe incluir el respaldo para la pos venta que debe otorgar un fabricante?
  5. ¿Cual es el tiempo de garantía adecuado para un producto? 
Estas son algunas de las preguntas y dudas que responderemos en este articulo.

Muestra de tiempos de garantía que otorgan los distribuidores a sus productos. No se debe confundir estos tiempos con el tiempo y tipo de respaldo que debe otorgar un fabricante. Foto recopilación web.


Podemos definir que un producto tiene un ciclo de vida que consta de dos grandes etapas, su fabricación y su explotación. En artículos anteriores hemos desarrollado muchos principios a tener en cuenta para el diseño, selección y fabricación de un producto y ahora le toca el turno a la garantía del fabricante, el soporte y la pos venta. Repasemos a grandes rasgos varios conceptos que manejaremos a partir de ahora.

Pos venta: Es todo lo que ocurre una vez que el producto se fabrica y se vende al consumidor final. Incluye el tiempo de garantía que se otorga mas el ciclo de vida que tenga la mercancía.

Garantía. Desde el punto de vista del fabricante, es la confianza de durabilidad que este otorga a su producto sin que presente ningún problema y se expresa en tiempo. Desde el punto de vista del distribuidor, ya sea mayorista o minorista, es la confianza de durabilidad que este otorga al consumidor final sin que el producto presente problemas de funcionamiento y también se expresa en tiempo pero la diferencia radica en que se tiempo no tiene que ser el mismo que otorga el productor. En ambos casos siempre existen acciones y consecuencias legales que tanto fabricantes como distribuidores y vendedores deben asumir en caso de que se produzcan reclamaciones por el comportamiento del producto.

El termino garantía, en este contexto de fabricantes, distribuidores, vendedores y consumidores se puede definir como una batalla, una lucha entre todas las partes en que evidentemente todas quieren sacar provecho y perjudicarse lo menos posible. En tal sentido existen decretos, leyes y normativas con mayor o menor alcance que establecen las responsabilidades de cada parte y se aplican por países, por zonas geográficas y por compañías o empresas. Evidentemente, al tener las ''garantías'' matices diferentes, estás pueden ser utilizadas, y de hecho lo son, para marcar competencias comerciales. Yo defino todo este conjunto de artilugios como la GUERRA DE LAS GARANTÍAS.

Tomando como ejemplo el papel de una compañía productora, distribuidora y vendedora de productos podemos afirmar que se establece una batalla con el fabricante para lograr la mejor garantía posible para el producto fabricado, entiéndase el mayor tiempo,  y que la fabrica asuma la mayor cantidad de problemas. 

Posteriormente esta compañía establece sus normas para aplicar la garantía al consumidor final tratando de tener la menor cantidad de responsabilidad sobre el producto y con ello la menor cantidad de afectaciones posibles. Entiéndase el menor tiempo. Todo ello dentro de un marco regulatorio del país donde se vende el producto y dentro de una competencia brutal con el resto de los distribuidores en cuanto a los tiempos y tipos de satisfacción otorgados. 


Se establece entonces una batalla con el consumidor final en la cual, cada vez, contrariamente a los que pueda representar un respaldo de garantía, este está más desprotegido. ¿Por qué?, pues porque el consumidor final desconoce todo lo que se esconde detrás de esta guerra y mientras su producto no falle estará ajeno, contento y feliz, pero si su producto tiene alguna dificultad, entonces entrará en el trasfondo de esta guerra donde tiene grandes probabilidades de salir perjudicado. En los países donde priman las compras de alto estándar este problema se solapa muy bien pero en los países de bajo estándar y bajos costos es donde el consumidor final esta más desprotegido. 
 

Existen tres tipos de garantías. Son tres grandes bloques.
  1. La garantía del fabricante.
  2. La garantía legal.
  3. La garantía Comercial.

LA GARANTÍA DEL FABRICANTE.
Todos los fabricantes otorgan un tiempo y una forma para la garantía de sus productos. Esta debe ser una clausura de tu contrato de producción con la fábrica. En dependencia de la profundidad con que trates este asunto así será el respaldo de tu producto ante futuras reclamaciones. Este también debe ser un punto en tu guía de selección y evaluación de fabricantes.

Debes conocer que todos los productos tienen un porciento de fallos y roturas. Ninguno escapa a un posible fallo. Este porciento sera  mayor o menor en dependencia del costo del producto, el estándar seleccionado, el tipo de fabricante y el uso y destino del aparato. 

De mis análisis y seguimientos estadísticos de las producciones Made in China, para tiempos de garantía de 1 año en explotación del producto, te puedo decir que una línea económica puede tener niveles de incidencia hasta un 15% del lote. Una línea media, de una marca China con reconocimiento internacional, puede fallar hasta un 8% y una línea Notoria, de un fabricante occidental de reconocido prestigio puede tener hasta un 3% de indices de rechazos. 

Estos números son el resultado del seguimiento estadístico de los porcientos de roturas en una red de asistencia técnica de más de 50 centros de servicios. Con ello también te quiero transmitir que no darle seguimiento a tus producciones es un gran error. No medir el resultado de tus productos y no retroalimentar al fabricante significa no lograr la mejora continua de los aparatos y no poder negociar con las fabricas el respaldo correcto para tu mercancía. La métrica y los análisis estadísticos son imprescindibles en este negocio.

He aquí una gran contradicción y la respuesta a la primera pregunta del inicio del articulo. ¿Cuales eran y son las consecuencias de negociar con las fabricas el 1% de respaldo?. En primer lugar, el 1% de qué y en qué?........¿del valor de la producción contratada o de la cantidad de productos contratados?. 

Si manejas la negociación en este sentido, el fabricante tratara de otorgarte el 1% del total de productos fabricados y si estas negociando el respaldo en piezas de repuesto para tu pos venta entonces solo tendrás disponible una cantidad mínima e insuficiente. No manejes esa negociación de esa forma.

Si tomamos de ejemplo cualquier pequeño electrodoméstico de motor, donde debes saber que su principal tendencia de fallo es precisamente el motor y estás produciendo 10 000 aparatos y tu garantía para con el consumidor final es de reparación del producto,  solo tendrás de respaldo 100 motores si negociaste el 1% en productos y si sabes que como tendencia de una línea económica sus fallos puedes llegar a un 15%, entonces te faltan 1400 motores para completar tu respaldo. ¿De donde los sacas?. ...si los compras ya estarás disminuyendo y hasta perdiendo el margen de ganancia de tu mercancía........Por lo tanto, es una definición, no puedes negociar en porcientos de cantidades de productos. Debes negociar en porcientos de valor de la producción.

Conociendo esta definición y con el mismo ejemplo anterior y si tu contrato de producción por los 10 000 aparatos es de $1 millón usd en valor, tendrás $10 000 usd como parte del 1% en valor a negociar y si los motores del electrodoméstico valen $10 usd, tendrás entonces 1000 motores disponibles. Solo te faltarán 400 motores para completar tu respaldo pero no los comprarás inicialmente ya que todavía no conoces exactamente el porciento real de afectación de tu producto. Hablamos de un 15% tope, pero si cumpliste todas las reglas de selección, evaluación y certificación de productos y fabricantes, tu producto puede tener niveles inferiores de afectación. 

Supuestamente esta es la opción de trabajar. ¿Lo crees así?. Pues te comento que estás en un error pero no eres el único, muchos lo hacen así. Unos por desconocimiento y otros inducidos por los productores.

Trabajar de esta forma aleja al fabricante de su responsabilidad con el producto. Ya el productor te otorgó el porciento pactado, ya no tiene responsabilidades con el producto. ¿que haces si tu producto tuvo incidencias masivas?, digamos un 20, 25, 30% del lote. ¿A quién reclamas si no tienes nada pactado en este sentido?


La respuesta a la pregunta sobre las consecuencias de trabajar el 1% en respaldo, ya sea también el 2% o el 3%, es esta:......... Es un error, .........la negociación de responsabilidades sobre el producto no se realiza en base a la entrega de algún porciento en respaldo. 


¿Como se negocia el respaldo a tu producto?
El respaldo a tu producto NO se negocia. Lo que se negocia es la respuesta del fabricante ante los posibles fallos del producto, por encima de los niveles pactados,  durante el tiempo de garantía del fabricante y el tiempo que estarán disponibles las partes y piezas para el caso en que tu respaldo sea de reparación. El respaldo a tu producto lo defines tú, en tipo y en forma y para ello negocias con el manufacturero dos cosas. La cantidad de productos permitidos a fallar durante el tiempo de garantía del fabricante y el tiempo en que los recambios de ese producto los tendrá el productor disponibles. No es un traba lenguas, vuelvelo a leer para que lo interpretes.

Aquí tienes dos caminos: Si tu diseñaste el producto, seleccionaste su materia prima, sus partes y piezas, estableciste los puntos de control de la calidad, contrataste un fabricante para tu producto e inspeccionaste la producción, entonces TU eres el máximo responsable de los niveles de incidencia a no ser que puedas demostrar que el fabricante cambió o violó alguno de los elementos de la producción. Este camino solo lo toman las grandes y reconocidas compañías que tienen todos los recursos y estructura para producir sus propios aparatos y marcas. En tal caso las incidencias deben ser menores y aunque el fabricante no deja de ser responsable, hay elementos que pueden apuntar a ti.

Por el contrario, si solo compraste un producto terminado, ya sea con tu marca o la del fabricante y tus niveles de acción sobre el producto fueron mínimos, entonces el fabricante debe responder por las incidencias. ¿Como?

Ellos inicialmente te dirán que sus productos fallan a un nivel del 1% (por eso el error de confundir el 1% con el porciento de respaldo), incluso te los encontrarás que dicen que solo el 0.5% de sus producciones inciden negativamente. Personalmente en 10 años de trabajo continuo en fábricas, solo conozco un fabricante que inicialmente fijo su porciento de incidencia en el 2%. El por qué de estos porcientos tan pequeños y alejados de la realidad esta dado en que ellos no reciben retroalimentacion de sus compradores. 

Por lo general existen varios pasos en la cadena de distribución de un producto y junto a los tipos de garantía otorgados las posibles incidencias no llegan al fabricante y muchas veces tampoco llegan al distribuidor............pero la realidad es otra, los productos fallan y los de linea económica pueden llegar a un 15%.

Almacén de productos averiados en un Centro de Asistencia Técnica. No tener el respaldo para la solución a estos problemas puede convertirse en un dolor de cabeza muy serio. Foto del autor.


El fabricante jamás te aceptará ese porciento. Ese número es una locura para ellos, es algo no creíble. Pero tampoco debes aceptar el 1%. Un 6% u 8% de incidencias es un número que se puede negociar y pactar en el contrato. Algunos presionan hasta bajar al 5%. 

Recuerda que ya no estamos negociando un porciento en respaldo. Estamos negociando un nivel de incidencia por encima del cual el fabricante debe asumir y compensarte de alguna manera. Y este punto es complicado.


Si estás trabajando con un productor con el que tienes relaciones y tienes un plan de producción a mediano y largo plazo una solución es la compensación en la próxima manufactura a no ser que las condiciones del fallo te lleven a preferir el envío de la solución ya sea en recambios o en productos. Mi recomendación es que mientras más sencilla sea la solución menos problemas colaterales tendrás. Si el producto falló masivamente retíralo de la venta, véndelo en oferta o entrégalo a materia prima y busca una compensación monetaria o en productos corregidos para el próximo embarque.


Pero si tu compra es puntual, si solo compraste un lote por una vez, la solución se complica. El fabricante tratará, y de hecho lo logrará, no darte una compensación monetaria. ¿Re embolso de dinero?, eso no está en sus planes. En tal caso la mejor opción es intentar recibir un lote de productos libre de costos aunque también tu amado fabricante intentará al menos compartir gastos de envío. En cualquier opción todo debe quedar bien redactado en el contrato.



Mis recomendaciones:
  • No exagerar con los niveles de rechazo a reclamar. Esto quiere decir que si ya sabes que el tipo de producto que estas produciendo tiene un determinado nivel de incidencia estándar, no debes reclamar otro. Puedes pactar con el fabricante el porciento negociado, 1, 2, 3, 6% de incidencia pero solo debes reclamar cuando la incidencia supere tu métrica. Y por supuesto, con elementos.
  • Tratar, en dependencia de los volúmenes a contratar, de encargar las producciones por partes. Esto no solo te permite tener un fondo a tu disposición para retener pagos al fabricante en caso de disputas,  sino también poder corregir las incidencias del producto en las siguientes producciones.
  • No pactar la reclamación sobre una base monetaria sino en base a una solución técnica. Debes saber que en China, a cualquier nivel de negociación, desde una compra minorista hasta compras a fabricantes y distribuidores, una vez cobrada la operación no existen probabilidades de devolución monetaria. Ellos trataran de darte cualquier solución antes de devolver algún tipo de saldo monetario. Desde un punto de vista integral es más conveniente una solución técnica que una devolución monetaria, aunque también depende del tipo y volúmen de la incidencia. Cuando tienes la necesidad de retirar un producto de la venta por altas incidencias, ese producto se convierte automáticamente en algo inservible y posiblemente terminará  en plantas de reciclaje perdiéndose todo su valor. Por el contrario, si es posible corregir su problema, puede salir nuevamente a la venta con una ganancia ajustada y al menos recuperarse su costo o parte de este. Aquí el único factor negativo es la demora en la llegada de la solución en dependencia de la distancia entre tu país y China.
  • Devolución del lote. Esta opción solo es viable si los costos de la re exportación los cubre el fabricante. En cualquier otra opción debes valorar muy bien estos costos. Aquí debes tener en cuenta que quizás el producto este diseminado por grandes extensiones geográficas y no sea posible agruparlos para su envío a China. Algunos productores que se pasan de inteligentes te piden el re-envío de las afectaciones a tu cargo y como saben que las probabilidades de que lo puedas hacer son mínimas entonces el problema se diluye y queda en tus manos. A mi me paso con un lote de tablets.


Por otra parte debes negociar con el fabricante la vigencia que tendrán en un futuro las partes y piezas de tu producto más allá del tiempo de garantía del fabricante. Aquí te encontraras también dos caminos.
  • Si eres un gran distribuidor, de marca reconocida y prestigio internacional, debes garantizar un stock suficiente de recambios bajo tu propiedad para garantizar mundialmente un servicio pos venta de tu producto en el alcance y dimensiones que tu como marca definas.
  • Si solo eres un pequeño productor, distribuidor o comercializador de marcas blancas entonces debes pactar con el fabricante la vigencia y disponibilidad de tus recambios. La gran mayoría garantizan disponibilidades entre 3 y 5 años. Todo esto también esta relacionado con el tipo de producto a fabricar y comercializar. Un pequeño electrodoméstico no tiene más de 3 años de vida útil programada, los más notorios llegan a 5 años, pero un aparato electrónico tiene entre 7 y 10 años. Estos términos también están en dependencia del destino y uso del producto. En Europa, Australia y Norte América estos términos disminuyen considerablemente al estar la necesidad de consumo y las actualizaciones tecnológicas por encima de la durabilidad del producto, pero en Latinoamerica y África la durabilidad del producto tiene un papel fundamental y a su vez las incidencias tienden a ser mayores por el tipo de explotación múltiple que reciben. En estas zonas los respaldos deben ser mayores por lo que debes tener presente el tiempo de vigencia que te garantiza el fabricante y la necesidad de vigencia que debe tener tu mercado. De esta forma podrás valorar si necesitas tener en tus propios stock algún tipo de parte o componente acumulado.

Hasta aquí solo has negociado los niveles de incidencia a sabiendas que no debes permitir el uso de algún porciento en productos o dinero y sus posibles soluciones. ¿Como negocio entonces el respaldo si ya vimos que negociar el 1, 2, 3% de algo en respaldo es un error?

Lo primero que debes tener definido son las reglas de respaldo en tu país o zona geográfica donde se comercializara el producto. Aquí entra a jugar el concepto del segundo tipo de garantía:  la Garantía Legal y las regulaciones de protección al consumidor. 


Lote de piezas de repuesto, en este caso, motores de Licuadoras, enbarcandose junto con los productos, para el respaldo pos venta. Foto del autor


LA GARANTÍA LEGAL.
No es más que el conjunto de regulaciones que cada país o zona geográfica establece para proteger a los consumidores en la compra de cualquier aparato o producto en sentido general. 

Como regla macro y sin detallar  interioridades, es comúnmente aceptado el termino de 1 año como tiempo en que el fabricante, distribuidor o comercializador debe otorgar al producto para asumir cualquier dificultad ante el consumidor final. Ese es el tiempo que la mayoría de los manufactureros de líneas low cost otorgan.


En la Comunidad Europea se establecen 2 años como término de garantía legal mínimo al igual que en Colombia y algún que otro país latinoamericano de estándar superior. En Norteamérica se aplica la Garantía de por Vida y la de satisfacción. Otros países menos comprometidos con el concepto cliente regulan tiempos de garantía por tipos de aparatos, niveles de costo, marcas y toda una estructura diabólica que ''convenientemente'' apunta a tiempos inferiores a los de los productores . 


Ahora bien, dentro de estos términos legales establecidos por decretos y leyes cada fabricante, distribuidor o comercializador que legue al cliente final debe definir la forma en que  realizará este respaldo. Existen 3 formas de aplicar la Garantía Legal.
  1. Garantía de Reposición.
  2. Garantia de Reparación.
  3. Garantía de Reposición durante un periodo inicial y Garantía de Reparación una vez terminado el periodo inicial de la Garantía de Reposición.

Para negociar con el fabricante el tiempo de garantía del producto  debes conocer el tipo y forma de garantía que se aplicara en el destino del producto. Como regla general todos lo fabricantes low cost otorgan 1 año de garantía, personalmente solo conozco una fábrica que otorga 2 años. 


El tiempo de garantía que la fábrica otorga es el tiempo por el que ella va a responder por el producto. Si el fabricante dice que sus productos tienen 1 año de garantía, él está asumiendo que en ese año no habrán incidencias y si las hay, están por debajo del porciento pactado y él colaborará y/o asumirá la solución.


Si el tiempo de garantía legal en el destino de la mercancía es superior al del fabricante entonces debes prestar mayor atención a la fabricación del aparato ya que el fabricante no responderá después que se cumpla su plazo. De igual forma debes definir el respaldo que asumirás a partir de ese tiempo. Aquí entra a jugar su papel la disponibilidad en el tiempo de los recambios.

En este punto de la negociación con el fabricante ya tienes definido:
  1. Porciento de incidencia que reclamarás al fabricante.(5%-8%)
  2. Tipo y forma de reclamación que realizaras si las incidencias superan lo pactado.
  3. Tiempo de garantía que el fabricante otorga al producto.(por lo general 1 año)

Cuando asumes una Garantía de Reparación asumes las incidencias que estén por debajo del porciento pactado y debes entonces pactar el respaldo que el fabricante te dará. La pregunta tres en el inicio del articulo planteaba la interrogante de como negociar esto y ya habíamos visto que es un error negociar el 1, el 2 o el 3% en valores o especies. Lo correcto es.


  1. Definir las partes, piezas y componentes de tu producto que tendrán asistencia técnica de reparación.
  2. Conocer los porcientos de incidencias de estas partes.
  3. Solicitar al fabricante el listado de precios de estas partes y componentes.
  4. Comprar las partes y piezas, en los porcientos necesarios, al fabricante o a fabricantes genéricos.

Pensar que el fabricante te dará un porciento de piezas, partes y componentes libres de costo es un gran error. Ya lo vimos pero quiero ser reiterativo. Pensar que el fabricante asumirá tu respaldo de garantía es otro error. Todo lo que el fabricante te dará mas allá del producto te lo estará cobrando como parte del costo del aparato y tratará de darte la menor cantidad posible. Con el fabricante solo se negocia tiempo de garantía, niveles de incidencia a reclamar y tipo de reclamo.



En un estudio realizado años atrás pude darme cuenta que la gran mayoría de los fabricantes, cuando se les pedía porcientos de respaldo en piezas falseaban el costo de los recambios y si por ejemplo, por cada aparato, diseñabas 5 piezas como respaldo, el fabricante dividía el costo total del aparato entre las 5 piezas.......................y una pieza cuyo valor de mercado puede ser $1 usd la ofertaba en $10. El mismo principio lo aplicaban cuando pedías respaldo monetario y lo convertías en piezas.



¿Que debe incluir el respaldo para la pos venta que debe otorgar un fabricante y que debe estar escrito en el contrato?
Lo único que tu pactas con el fabricante es:
  1. Tiempo de garantía del producto.
  2. Porciento de incidencia a reclamar.
  3. Tipo de solución a la reclamación.
  4. Listado de precios de piezas y recambios.
Debes conocer ademas que los fabricantes compran a otros fabricantes partes y piezas para sus producciones. En ningún momento las adquieren gratis por lo que tampoco te las entregaran de gratis. Si dicen que lo hacen porque tu das el pié, créeme que no es cierto. Ese valor va al valor total de la compra.



GARANTÍA COMERCIAL.
Es el tiempo de garantía que otorga a sus productos cada distribuidor, marca o comercializador y que debe ser igual o superior al tiempo de la Garantía Legal. 

Estos son los tiempos que se han convertido en una batalla comercial. Tiempos de 3, 5, 7 y 10 años son una exageración y un arma de doble filo, sobre todo cuando se trabajan lineas económicas. Este lujo solo lo pueden asumir las grandes marcas, cuyo nombre ya son una garantía y confianza  de venta y son las causantes de la batalla actual con los tiempos de garantía. 


El consumidor final no conoce el comportamiento de los productos, ni sus interioridades, el solo conoce el nombre de las marcas y comprará sus tiempos de garantía.

La Garantía Comercial, al igual que la Legal, define tres tipos de aplicación:
  1. Garantía de Reposición.
  2. Garantía de Reparación.
  3. Garantía de Reposición durante un periodo inicial y Garantía de Reparación una vez terminado el periodo inicial de la Garantía de Reposición.
Aquí los riesgos son más altos. La fábrica otorga 1 año de garantía, en el país de destino de la mercancía esta regulado un tiempo mínimo de 2 años y tu otorgas 5 años a tú producto para tomar ventajas comerciales. ¿Quien asume las diferencias?
  1. ¿El costo del producto?.
  2. ¿El precio de venta del producto?.
  3. ¿La marca?.

Cualquiera de las tres respuestas son afectaciones negativas...... Entonces:¿Cuál es el tiempo de garantía adecuado para un producto?.
  1. El tiempo que regula el decreto o ley según el país o zona de destino.
  2. El tiempo de garantía que otorga el fabricante. 
De lo contrario, siempre que los tiempos de garantía superen el otorgado por el fabricante, debes garantizar un producto de excelencia con un respaldo de excelencia.  



En resumen

Podemos definir que con el fabricante se pacta:
  1. Los porcientos de incidencia a reclamar.
  2. El tipo y forma de reclamación cuando se superen los porcientos de incidencia.
  3. El tiempo de garantía del producto en origen.
  4. El listado de precios de las partes y recambios.

TÚ, si eres el importador,  defines para el distribuidor o comercializador:
  1. El tiempo de garantia del producto.
  2. El tipo de garantia a aplicar.
  3. El alcance de la garantía.(tipos y formas de fallas a respaldar)
  4. El respaldo del producto en el tiempo de vida..   

Los temas tratados aquí tienen muchas aristas y variantes pero los conceptos que definimos son estándares a cumplir. Después que el producto se este comercializando vendrán las opciones de servicio, el alcance de las reparaciones, los deberes y derechos de una asistencia técnica y demás. 

Como enseñanza de estos conceptos y relaciones con fabricantes para soportar una garantía para el producto te habrás dado cuenta que la mejor garantía y soporte para tus producciones es la calidad de la misma, es cumplir con todos los requisitos de producción que hemos explicado en artículos anteriores para disminuir las posibles incidencias.



¿Y si mi garantía es de reposición, que pacto con el fabricante?
Evidentemente existen tipos de productos que por sus características, costo, niveles de integración, tecnología, etc, se les aplica la garantía por reposición.  En estas opciones con el fabricante solo se pacta los niveles de incidencias a reclamar y las compensaciones.

Por último, existe una variante para cuando tu no prestarás ningún tipo de asistencia o respaldo a tus productos y es la entrega ''por garantía'' de un numero adicional de productos pero debes saber que en está opción el fabricante no será responsable de ningún tipo de incidencia a no ser que el lote sea un desastre.

Siempre ten presente que: LOS FABRICANTES NO HACEN APORTES NI DESCUENTOS POR EL HECHO DE QUE TU FABRIQUES CON ELLOS. 
ELLOS SOLO ASUMEN RESPONSABILIDADES Y PARA ELLO FIJAN TIEMPOS DE GARANTÍA Y PORCIENTOS DE INCIDENCIAS NEGATIVAS.

Te recomiendo complementar esta informacion con los siguientes articulos.


Espero que esta información te ayude de alguna forma. Si has tenido experiencias de este tipo o tienes opiniones y nuevos aportes  que intercambiar te invito a que dejes un comentario. 


Mario MendezAutor: Mario Mendez-El mal hecho en China es un mito pero estamos programados para creerlo y no nos damos cuenta que son nuestros errores quienes fomentan esta creencia-. Este blog intenta darte la información para que tomes el control de tus productos y producciones: Mario es Ingeniero electrónico, gestor de redes de asistencia técnica y consultor de producciones. También es autor en chinalati.com y cree que es posible producir en China minimizando riesgos. -Me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí-…..-Confucio-
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...