CUATRO PRINCIPIOS GENERALES PARA FABRICAR EN CHINA Y UN DIAGRAMA DE GUÍA



Ralph Waldo Emerson, escritor y filósofo estadounidense, dijo: ''métodos pueden haber un millón y alguno más, pero principios hay pocos. El hombre que es capaz de captar principios puede después escoger sus propios métodos. El que aplica métodos ignorando los principios, con seguridad encontrará problemas''. Y es precisamente con ese fundamento que se deben enfrentar las producciones en China.

No se trata de que sea difícil, complicado o engorroso, o que se necesite experiencia, cultura internacional o protocolos chinos. No es fácil ni difícil. Solamente se trata de aplicar principios. El resto, forma parte de ''informaciones adicionales'' que permiten gestionar los procesos con un mínimo de riesgos. Tú lo haces fácil o lo haces difícil. Una vez dominados los principios puedes aplicar el método que desees para hacerlos cumplir.

Yo tuve la suerte que mi primera experiencia en China se basó en seguir principios. Mi empleador en aquel entonces solo me mostraba los conceptos y me daba total libertad de métodos. Eso me permitió modificar rápidamente mi programación sobre el Made in China y comenzar a ver el ámbito productivo desde una lupa completamente negativa a una visión muy optimista y positiva. Sin embargo, he tenido colegas que se montan o los montan en un avión rumbo al ''país del centro'', con una programación adversa, desconociendo principios y solo repitiendo métodos escuchados y transmitidos mecánicamente que los llevan al fracaso de sus gestiones productivas terminando con el producto pagando las consecuencias.

Yo identifico cuatro grandes principios que se deben conocer para gestionar positivamente y con un mínimo de riesgos una producción en China, ya sea a través de un fabricante directo o un trader, ya sea directamente en China o detrás de un PC.  Para ello los represento en un diagrama circular, bien sencillo,  que es de excelente ayuda para tramitar una manufactura.

Cada vez que necesites realizar o comprar una producción utiliza el siguiente diagrama, rellénalo y utilízalo de guía durante todo el proceso. Eso te permitirá mantener el enfoque en cada paso. Y si mantienes el enfoque, entonces mantienes el control, y si mantienes el control, entonces minimizas los riesgos, y si minimizas los riesgos, entonces tu mercancía es funcional y durable.


Diagrama circular: Los cuatro principios generales para fabricar en China. Foto del autor.




Para nada quiero minimizar las acciones que se deben tener en cuenta para encargar producciones. Tampoco pretendo sub-valorar el conocimiento de los que hoy son pilares teóricos-prácticos de las manufacturas en China. Solo pretendo, para aquellos que comienzan por primera vez, para los que no son grandes compañías que pueden dedicar inversiones a la selección y control de sus productos y fabricantes, para los que trabajan producciones low cost, o para los que hacen sus compras desde un PC o solo pueden estar 7 días en China, mostrarles un camino sencillo que les permita ver claramente el proceso, tomar el control y participar de él, sin miedos ni tormentos.

Son cuatro los principios generales a cumplir para producir en China. Veamoslos por el orden en que deben conocerse y como auxiliarnos del diagrama que servirá de guía para manufacturar las mercancías.


Primer principio: Definir todas las especificaciones del producto. Aquí escribes  todo lo que tu producto necesita, hasta el más mínimo requerimiento. Desde los precios, características, materiales y partes, pasando por el diseño, colores y empaques y llegando a  las regulaciones, certificaciones o aprobaciones que se necesitan. Cada vez que recuerdes una especificación la incorporas al diagrama. Llegado el momento las tendrás todas bien definidas sin dejar margen a la improvisación. Un ejemplo lo podemos considerar de la siguiente manera: 

''Necesitamos producir una licuadora, de 450w, motor 100% cobre, doble cuchilla, vaso de cristal y 1.5 litro, de color blanco, con empaque y marca propia, con certificación CE y que el fabricante tenga laboratorios de vida para hacer pruebas continuas''.  

Este principio es obviado por muchos importadores convirtiéndose en el punto de partida para la ocurrencia de errores en cadena ya que deja las puertas abiertas a la improvisación e iniciativa de los fabricantes donde en muchas ocasiones terminan en oposición a tus necesidades. He tenido solicitudes de asesorías y consultas donde el importador me comenta: ''estoy buscando para fabricar licuadoras'' y cuando le pregunto, ''¿con que especificaciones?'', me responde, ''no se'', quisiera licuadoras.


Segundo principio: Seleccionar al fabricante adecuado. Observa que utilizo la palabra ''adecuado'' y no el perfecto o ideal. Son términos diferentes cuando buscamos fabricantes. El proveedor ideal es aquel que todos queremos encontrar, el confiable, el que se responsabiliza con el control de calidad de sus manufacturas, el que nos mantiene informados de cualquier cambio productivo, el que tiene producciones limpias, el que asume respaldo ante cualquier inconveniente, etc, etc. Sin embargo, en dependencia del tipo de producto, su estándar y el mercado de destino, ese proveedor ideal se aleja del patrón de perfección soñado y  puede convertirse en el ''adecuado''. 

¿Y cómo sabemos cuál es el adecuado?. Fácil, por concepto, el que pueda cumplir con los requerimientos de nuestro producto. Literalmente, con todos los requerimientos. Esos mismos que ya tienes escritos en el bloque 1 del diagrama circular. Encontrar proveedores que cumplan a medias los requerimientos listados no lo recomiendo, al menos en una primera etapa de trabajo con ellos. Estamos hablando de un principio a seguir. Cumples o no cumples. No deben haber términos medios. Las especificaciones del producto no se adaptan a los fabricantes, los fabricantes se adaptan a las especificaciones del producto. 

En la sección del diagrama correspondiente a este principio vas a listar los proveedores que pueden garantizar los requerimientos de la mercancía a encargar porque la definición final del elegido la tomarás en base a los intercambios posteriores con ellos, la negociación de la contratación, sus términos y condiciones.


Tercer principio: El control de la producción. Las producciones hay que controlarlas. También es un concepto. Es cuestión de si o si y para ello hay diferentes opciones y alcance. Desde fabricar una muestra testigo, producir un lote de prueba, contratar una supervisión de producción, testear un porciento o el 100% de las mercancías, hasta visitar personalmente las líneas de manufactura y terminar con  la inspección pre-embarque, son recursos de los que dispones. Cuál seleccionar depende de tus condiciones para ello, el manejo de los costos asociados y el estándar y destino de los productos.

En la sección del diagrama destinada a este principio debes anotar cuales son las acciones que tomarás para revisar tu producción y minimizar cualquier riesgo de error que pueda producirse durante el proceso. Una vez a la firma el contrato de producción ya sabrás de antemano como vas a controlar la producción. De hecho, esta sección del diagrama puede mantenerse invariable para las siguientes producciones.


Cuarto principio: El feedback o retroalimentación. Este principio muy pocas veces se tiene en cuenta. Sin embargo es de vital importancia. Mantener un récord, dar seguimiento, o atender directamente (o con un servicio contratado) el comportamiento de las producciones en su destino final permite dos cosas. Una, obtener información de primera mano que permite corregir problemas y diseños para las siguientes contrataciones y dos, alertar al fabricante de estos problemas para que corrija o mejore sus ofertas.

Hoy, muchos fabricantes solo aceptan el 0,5% o 1% de índices de rechazos de sus mercancías, Otros se anuncian como ''sin rechazos'' en los últimos 5 o 10 años y todos sabemos que eso resultados son poco creíbles. De hecho mis récords personales indican que las incidencias de productos electrónicos y electrodomésticos de líneas low cost se manifiestan entre un 8% y un 15%. ¿Acaso el proveedor nos quiere engañar cuando solo acepta el 1% de índice de rechazo?. ......No, el problema es que no recibe feedback de sus compradores y a su efecto, sus producciones no han fallado. Pocas veces el comprador directo es el distribuidor y más escasamente es el minorista. Son varias partes las que participan en la cadena de suministros y las incidencias negativas de los productos se diluyen en alguna de ellas sin llegar al productor.

Quiero argumentar la importancia de este principio comentando que personalmente, gestionar redes de asistencia técnica para el respaldo de las producciones en China me ha permitido fortalecer los procesos de selección y diseño de productos, el testeo, la selección y certificación de fabricantes y la negociación de los índices de rechazo. Sin ello, en estos momentos estaría tirando piedras cada vez que tengo que seleccionar productos y encargar sus producciones. 

En esta sección del diagrama definirás entonces como obtendrás la retroalimentación que necesitas que a su vez, el resultado y conclusiones de cualquier análisis de récords pasará a los requerimientos como un punto más comenzando así nuevamente el ciclo.


En resumen.

Tener definidos todos los requerimientos de las mercancías, seleccionar al fabricante adecuado, controlar las producciones y retroalimentar los resultados son cuatro principios básicos para producir en China. Y con el diagrama que te dejo puedes listarlos y seguirlos muy fácilmente. El diagrama además tiene una ventaja adicional. Después de desarrollados los principios 1 y 3 su contenido sirve para la redacción del contrato ya que hay acápites del contrato de producción en los que debes detallas las especificaciones y el alcance y tipo de supervisión que se realizará.

Ahora bien, no son los únicos principios que existen, estos son los generales y dentro de ellos se pueden agrupar otros más específicos. Te dejo con el diagrama ampliado para que revises otros principios que deben ser tomados en cuenta.




Espero que esta información te ayude de alguna forma. Si has tenido experiencias de este tipo o tienes opiniones y nuevos aportes  que intercambiar te invito a que dejes un comentario.

 


Mario MendezAutor: Mario Mendez-……El mal hecho en China es un mito. Pero estamos programados para creerlo y no nos damos cuenta que son nuestros errores quienes fomentan esta creencia-…… Este blog intenta mostrar la información para tomar el control de productos y producciones, minimizando riesgos y con mucho sentido común:……………. Mario es Ingeniero electrónico, gestor de redes de asistencia técnica y consultor de producciones. Ha vivido y prestado servicios en China por 10 años y ha colaborado en el desarrollo de diferentes marcas y líneas de productos. También es autor en chinalati.com y cree que es posible fabricar en China minimizando riesgos. -………Me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí-….…..-Confucio, filósofo Chino-
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...