LAS MATERIAS PRIMAS SON UNA RULETA RUSA PARA LAS MARCAS ECONOMICAS



Fabricar  marcas económicas en China es un verdadero reto para los importadores. Personalmente yo aprendo mucho más intercambiando con importadores de marcas económicas propias que cuando me encuentro o intercambio con importadores de marcas de renombre.  Esta diferencia se debe a la cantidad de detalles que deben tener en cuenta los importadores de marcas propias y low cost para minimizar los riesgos de fallos en sus producciones. Un importador de marcas económicas, con experiencia y años de trabajo entre fabricantes y proveedores, es una escuela, es una enciclopedia de materiales, características, especificaciones, partes y componentes.

Hoy recibí la información del llamado al retiro que hace Electrolux en Singapur de algunos de sus modelos de Cocinas de mesetas empotrables a gas y de vitrocerámica al presentarse la rotura de sus bases de cristal. Automáticamente recordé como recientemente tuve ese mismo problema pero con la tapa de cristal de una Olla Arrocera. ¿Las causas?.......de acuerdo a mi experiencia y el tipo de defecto..........mala calidad de la materia prima. 

A la izquierda uno de los modelos afectados de Electrolux en Singapur. Las pequeñas manchas blancas que se observan es el vidrio dañado en miles de pedazos. (foto tomada del portal de www.channelnewsasia.com). A la derecha una tapa de cristal de una Olla arrocera completamente dañada. (Foto del autor). Esta es la forma que tiene de dañarse el cristal templado cuando no cumple con los requisitos necesarios. El calor los hace mil pedazos.


Al hablar de materias primas estamos hablando de una caja negra para la mayoría de los importadores y su resultado en el producto final  es equivalente a un juego de ruleta rusa. Por esa razón comencé este artículo reflexionando sobre las experiencias de los importadores de marcas económicas y propias. Y es que dominar y poder verificar las propiedades de las materias primas, sobre todo plásticos y vidrios, requiere de una especialización que no tenemos y de mecanismos de verificación que tampoco podemos costear. Ni siquiera las inspecciones de calidad tienen ese alcance. En muchas ocasiones, intercambiar con estos experimentados importadores y productores nos permite adquirir know how para conocer y enfrentar estos problemas. 

En otras palabras: Cada vez que producimos estamos asumiendo riesgos con la materia prima, sobre todo si nos movemos en el campo de las  líneas económicas. Puedo ejemplificar con decenas de casos las dificultades en la durabilidad y funcionalidad de muchos productos, fundamentalmente  los pequeños aparatos electrodomésticos, provocadas por roturas y daños prematuros de plásticos y vidrios.

Sin embargo no existen razones para dejar este asunto en el aire. Las materias primas pueden ser una ruleta rusa, pueden dar al traste o no con nuestro producto, pero hay acciones que podemos tomar para, como siempre digo, minimizar los riesgos.


TIPS PARA MINIMIZAR EL DESCONOCIMIENTO QUE TENEMOS DE LAS MATERIAS PRIMAS.

Gestionar conocimientos: Si sabemos que el talón de Aquiles de nuestros productos puede ser la materia prima y dentro de ella los plásticos y vidrios tienen las mayores probabilidades, entonces debemos documentarnos un poco sobre ellos. ¿Cuáles se usan?, ¿Qué tipos existen?, ¿Qué ocurre si tienen impurezas?, ¿Cuáles son más recomendados para el tipo de producto que estamos fabricando?, ¿Son mejores las materias primas nacionales o las importadas?, son algunas cuestiones a las que debemos buscar respuestas.

Con ese conocimiento general podemos intercambiar con el fabricante e interpretar sus respuestas. En la web existe bastante información sobre plásticos y tipos de vidrios, sus usos y características. No se trata de especializarnos en el tema sino de al menos conocer los detalles básicos que pueden influir en nuestros productos.


Observar y preguntar. Si estamos de visita en una fábrica, un lugar obligado a visitar es el almacén de materias primas. Allí podemos observar el origen y el tipo de materias primas que utilizan y comenzar la ronda de preguntas del punto anterior. Hay que transmitirle al productor que tenemos interés en las características de la materia prima y que seremos vigilantes con ello.

Si estamos trabajando a distancia hay que preguntar igual, incluso pedir algunas imágenes del almacén de materias primas e interpretar lo que observemos. Cualquier detalle que no coincida con el conocimiento que tengamos predeterminado debemos aclararlo antes de tomar decisiones. Debemos recordar que los fabricantes nos observan y evalúan constantemente. Muchas decisiones que ellos toman inconsultamente se deben a la falta de presión que ejercemos sobre ellos en los diferentes temas de un proceso productivo. Como bien dice el refrán popular, el que calla otorga.


Almacén de materias primas de un fabricante. Visitándolo podemos conocer el tipo y origen de ellas. Esta información es muy valiosa. Foto del autor. 


Testear. Este concepto es redundante. Hay que testear muestras previas y utilizar el método de prueba a modo de fallos.  Si ya yo tuve una experiencia con la rotura de la tapa de cristal de una Olla arrocera, entonces, ¿por qué no comprobar su durabilidad en la próxima compra de este producto?. Debo intentar comprobar que no fallará por esta causa y debo alertar al fabricante que supervisaré ese problema. Incluso puedo pedirle un reporte sobre la materia prima utilizada en la tapa y las pruebas realizadas en fábrica. (lo que se conoce como un Test Report)


Seleccionar al fabricante correcto. Muchos problemas que presentamos con nuestras mercancías se deben a la selección del fabricante. Desde que lo estamos seleccionando estamos predestinando el comportamiento de los productos. Un fabricante low cost utiliza materia prima low cost. Un fabricante pequeño integra producciones por lo que compra a terceros las partes y piezas y en consecuencia no controla la calidad de la materia prima. Un fabricante low cost no realiza pruebas de vida ni tiene talleres de testeo y así sucesivamente. Nuestro éxito o las acciones para minimizar riesgos dependen de la balanza que tengamos entre el nivel del producto que necesitamos y el fabricante seleccionado. Hay que seleccionar al fabricante de mayor nivel que pueda ofrecernos el nivel del producto que queremos.


En resumen. Es imposible dominar y estar al tanto de todos los detalles que rodean la compra, la producción y la importación de nuestras mercancías. Hay elementos más fáciles y visibles para controlar y hay otros que son verdaderas cajas negras que hacen del comportamiento de nuestros productos una ruleta rusa. Las materias primas son uno de ellos. Pero también hay pautas que podemos seguir para minimizar las sorpresas. Tener conocimientos generales, indagar, preguntar y hasta cuestionar al fabricante, testear muestras y hacer una buena selección del proveedor son algunas de ellas.  No se trata de comprar por comprar. Para producir hay que tomar de la mano las producciones, de lo contrario es mejor comprar a un distribuidor.


Espero que esta información te ayude de alguna forma. Si has tenido experiencias de este tipo o tienes opiniones que intercambiar te invito a que dejes un comentario.
Para cualquier duda, consulta o solicitud de servicios puedes también utilizar el formulario de contacto que te dejo mas abajo y si deseas convertirte en un experto sobre importaciones y fabricación en China, relaciones con proveedores y conceptos elementales que te permitan confiar en tus compras disminuyendo riesgos estas invitado a suscribirte al blog para recibir este tipo de información periódicamente.

foxyform
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...