TRES TIPS QUE DISMINUYEN RIESGOS PRODUCTIVOS

Foto tomada de la web CPSC. Modelo retirado
de la venta.

Entre Febrero y Marzo de este 2016  la compañía CE NORTH AMERICA LLC anunciaba a través de la Comisión para la seguridad de los productos del consumidor en los Estados Unidos, CPSC por sus siglas en ingles, el retiro de la venta en los Estados Unidos y Canada de un modelo de Ventiladores-Calentadores Portátiles de la marca KUL, fabricados en China,  por riesgos de incendio. ¿Las causas?,...el sobrecalentamiento de sus partes.


Foto tomada de la web de CPSC. Modelo retirado de la venta
Al leer este llamado al retiro del producto no me sorprende su contenido, de hecho, es solo un ejemplo mas de decenas de productos que anualmente se retiran de la venta. ¿Por que tomo de ejemplo este llamado al retiro de la venta de este producto?. 

El causal  de este llamado es muy similar a otras experiencias que he tenido con aparatos fallando por sobrecalentamiento en cadena de sus partes que llegan hasta provocar roturas irreversibles, y es por ello,  que quiero compartir  TRES tips que debes conocer para disminuir estos riesgos al encargar  producciones en China, que aunque tomaré como referencia los productos electrónicos y electrodomésticos, bien puedes aplicar y adaptar a otros tipos de producciones. Estos tips perfectamente puedes convertirlos en reglas.




TRES TIPS QUE DISMINUYEN RIESGOS.

Los diseños Chinos no tienen tolerancias.
Los diseños OEM (y los ODM también) que los fabricantes ponen a nuestra disposición están calculados para el límite de sus especificaciones, sin tolerancias ni márgenes de protección  y donde mayormente se aprecia esto es en el tratamiento de los cálculos eléctricos.

Este principio, muy extendido entre los fabricantes, provoca que el resto de la construcción de los aparatos se subordine al cálculo de sus especificaciones y en base a ello se escojan los materiales y componentes a utilizar. Un aparato de potencia máxima de 100w por donde circulará una corriente máxima de 1A no tiene porque tener un cordón de alimentación de 1.25A, ni una estructura que soporte sobrecalentamientos de mas 30 grados C y así sucesivamente........es como piensan y diseñan los fabricantes Chinos.

Un error que todos cometemos al seleccionar productos de este tipo es hablar de los voltajes de alimentación de manera literal. Para Europa todos hablamos de los 220v y para America entendemos como norma los 110v, sin embargo, en dependencia de las areas geográficas y las particularidades de cada nación, existe 230v, 240v, 115v, 120v, 127v..... mas los márgenes de distorsión que cada país incorpora en dependencia de la calidad de su red eléctrica.


Motor y mueble plástico dañado en una Licuadora. El fabricante la ofertaba para 300w y exactamente al llegar a esa potencia durante las pruebas de testeo se dañaba. Foto del autor.

En una ocasión trabajé para un mercado que establecía como normativa para la alimentación de sus productos 115v +/- 10%. Eso significaba que cualquier diseño, selección, testeo y prueba de los aparatos implicaba verificar su comportamiento en un margen desde los 103.5v hasta los 126.5v. Si estamos trabajando electrónica es muy probable que las fuentes estabilizadoras y los reguladores internos para las diferentes PCBs se encarguen de mantener una alimentación fija independientemente de la variación del voltaje de entrada, pero cuando estamos trabajando pequeños electrodomésticos, cada variación de voltaje a la entrada incide directamente en la potencia de salida del aparato provocando un cambio en el comportamiento de toda su estructura, sus partes y sus componentes. Si estas partes y componentes no están diseñadas con márgenes de tolerancia, entonces aparecen los daños, que pueden ir desde sobrecalentamientos hasta roturas irreversibles.  

Las mayores afectaciones por esta causa se localizan en cables de alimentación, motores y en partes y piezas plásticas. Este tip debes observarlo muy bien cuando estas seleccionando productos. Una de las acciones a tomar para disminuir estos riesgos parte de la buena selección de los productos. Debes tener bien claro cuales son las especificaciones y los márgenes en que tu mercado se mueve. Las mediciones y sus rangos, aplicables a cualquier producto, deben estar bien claras.

Los productos Chinos OEM tienen muy poca o ninguna tolerancia en sus diseños y todo esta relacionado con la disminución de sus costos.



Las pruebas de vida son un recurso muy preciado.
Conociendo el tip anterior entonces debemos hacer todo lo posible para prever cualquier comportamiento anómalo de un producto. Para ello no basta tener bien definidas las especificaciones, ni testear previamente los productos. Es imposible poder dominar cada detalle constructivo de un producto. Hay productos menos complejos y otros mucho mas complejos. Si de electrónica se trata, son extensos los detalles y solo la acumulación de experiencias previas, las retroalimentaciones y el contacto continuo con fabricantes y proveedores hace posible ir incrementando nuestros recursos para poder hacer la selección correcta.

Pero tampoco es para dar por perdida la batalla. Todo lo contrario, existe un recurso muy bueno para adelantarnos a cualquier problema y son las pruebas de vida.  Muchos fabricantes tienen laboratorios de vida donde puedes contratar diferentes tipos de seguimiento a tus productos por el tiempo que tu determines.

¿Como funcionan?. Puedes tomar una, dos, tres o -n- muestras de la producción, en dependencia del tamaño del lote, su repitencia y demás y contratar las pruebas continuas que entiendas por el tiempo que entiendas. Hay marcas que sus pruebas de vida son de por siempre. Y ya desde el mismo momento en que el producto este saliendo por el final de la línea de producción comienza su testeo.

Esto te permite dos cosas: Una, poder apreciar el funcionamiento del mismo y adelantarte a cualquier fallo mucho antes de que llegue la mercancía al consumidor final y dos, poder chequear el funcionamiento y durabilidad del aparato en el tiempo con vistas a mejorar su desempeño o tener un respaldo  aceptado ante fallas a largo plazo.

Las pruebas de vida de los productos son la mejor garantía para adelantarnos a posibles problemas, tanto productivos como tecnológicos. Y lo mas importante, tener una respuesta lista.


Prueba de vida contratada para verificar la durabilidad de la bisagra de apertura y cierre de una jarra eléctrica. Foto del autor. 


No se debe esperar el resultado de una inspección pre-embarque.
Existen diferentes tipos de inspecciones relacionadas con el producto contratado pero es común que los importadores solo utilicen la inspección pre embarque o también conocida como inspección de la producción final.

La razón de esa selección  es puramente económica. Pero debes saber que de todas las inspecciones esta es la que menos probabilidad ofrece de detectar un problema de funcionamiento o durabilidad y de hacerlo, es la que menos opciones de solución al producto ofrece.

Para hacer hincapié en el producto, su diseño y prestaciones  son mas convenientes las inspecciones pre producción y las inspecciones de producción. Estas inspecciones permiten detectar con mayor probabilidad un error o comportamiento anómalo del producto sin necesidad de comprometer un lote completo ya que ocurren antes de dar por terminada una producción y se centran mayormente en el aparato.

¿Cual utilizar entonces?. Todo depende del nivel de tu producto, su alcance, el tamaño del lote, el destino y algún que otro factor de tu conveniencia. Las inspecciones están disponibles, eres tú quien determina cual o cuales son mas convenientes en cada caso.

Eso si, cada vez que puedas evita esperar a la inspección pre embarque para comprobar tu producto y si no queda mas remedio, entonces fíjale muy bien a los inspectores las especificaciones a revisar dentro de todo el contenido de la inspección.


Los problemas que detectes en una Inspección pre-embarque no deben sorprenderte. Una de las formas de evitarlo es realizando inspecciones pre-producción e inspecciones de producción. Foto del autor.


En resumen: Estos tres tips definen un grupo de acciones que puedes tomar para disminuir riesgos y evitar que comportamientos anómalos afecten tu producto. Eso sí, debes tener bien definidas tus especificaciones y las características del mercado de destino:

  1. Solicitud de muestras y testeo del producto.
  2. Contratación de pruebas de vida.
  3. Contratación de inspecciones.

El nivel de tu producto, el alcance que quieras lograr con el y las exigencias de su destino definirán qué o cuales acciones podrás tomar. Cada acción tiene un costo pero el control esta en tus manos y conociendo y aplicando estos tips puedes disminuir riesgos.


Espero que esta información te ayude de alguna forma. Si has tenido experiencias de este tipo o tienes opiniones que intercambiar te invito a que dejes un comentario. Para cualquier duda, consulta o solicitud de servicios puedes también utilizar el formulario de contacto y si deseas convertirte en un experto sobre importaciones y fabricación en China, relaciones con proveedores y conceptos elementales que te permitan confiar en tus importaciones disminuyendo riesgos estas invitado a suscribirte al blog para recibir este tipo de información periódicamente.




foxyform
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...