¡CUIDADO!: NO DEJES QUE EL PROVEEDOR DECIDA POR TI.

Si estamos contratando una producción (o una importación) y tenemos una duda sobre el producto, sus complementos, el empaque, el comportamiento y funcionalidad de alguna de sus partes  o cualquier otro detalle,  ¿a quién le consultamos?......Evidentemente al proveedor....... Sin embargo esto puede ser un error.



Permíteme antes de seguir acotar que hay dudas que sí debemos buscar sus respuestas con el fabricante/proveedor pero hay otras en que no es conveniente pues tendremos altas probabilidades de obtener respuestas manipuladas o adaptadas a conveniencias de nuestro interlocutor. 

En sentido general todo lo podemos y/o debemos preguntar e intercambiar con nuestro productor pero hay respuestas de su parte que no debemos aceptar y mucho menos dejarlas a su decisión. Cuáles sí y cuáles no lo veremos a continuación.


¿Qué podemos intercambiar y que podemos aceptar como respuestas confiables?

Al proveedor podemos preguntarle sobre los términos de nuestro contrato, las condiciones productivas, plazos de entrega de la mercancía, garantías, características de su compañía y así sucesivamente todo lo relacionado con el contexto en que se desarrollará nuestra producción o nuestra importación en el caso que estemos comprando a un trader o distribuidor.

Las respuestas que recibiremos son fiables pues no llevan ningún tipo de apreciación. Son respuestas que no tienen puntos de vistas. La contestación será la misma en todo momento, tiempo y espacio. Digamos que cada replica se basa en un grupo de condiciones ya existentes e incluso no implican decisiones a tomar pues solo las necesitas para informarte o completar una información que te falte.  


¿Qué respuestas no debemos dejar que influyan en nuestras decisiones?

Existen ran diversidad de  preguntas que surgen durante el desarrollo productivo o de compras de nuestras mercancías. Unas surgen de las dudas u observaciones que vamos realizando durante el proceso  y otras del propio comportamiento y revisión de la conformación de la mercancía e  incluso después que nuestro producto ya está en explotación.

Todas siempre tendrán contestación pero aquí es donde debemos ser muy cuidadosos, y más bien suspicaces, pues tienen tendencia a estar condicionadas al interés del fabricante/proveedor. ¿Cuál interés?  El de vender, el de producir, el de no hacer modificaciones, el de no retroceder en una producción, el de no involucrar más costos productivos, el de no aceptar una reclamación.

En una ocasión me coincidió una de las visitas a China con el inicio de la producción de un DVD contratado a un fabricante para la compañía que tenía contratado mis servicios. No podía perder la oportunidad de estar presente, al menos, en una parte de esa producción y supervisarla personalmente por lo que arregle la visita a la fábrica. 

Al comenzar la revisión de las líneas de ensamblaje me doy cuenta que la posición en que se estaba colocando la cinta flexible que  une al lector de discos con la tarjeta de procesamiento era incorrecta a pesar de están indicado en la ficha técnica de producción la manera en que mi compañía como cliente lo había solicitado.

Indicaciones entregadas al fabricante como parte de la ficha técnica de producción. Foto del autor.

Inmediatamente solicité detener el ensamble. Y es entonces cuando comenzó toda una odisea. Desde los responsables de las líneas hasta los ingenieros de ''diseño'' intentaron, con miles de argumentos y demostraciones, tratar de mantener la posición de la cinta flexible.

¿Las consecuencias para el fabricante?, .....rectificar los productos ya terminados y entrenar a las líneas con nuevas indicaciones de montaje por lo que tendrían atrasos y desecharían las cintas ya utilizadas (a su costo) para colocar otras nuevas. La prioridad para ellos era en ese minuto decidir por mí a su conveniencia.

¿La prioridad para mí? Evitar disminuir la durabilidad y funcionalidad del producto durante su explotación. Y es que yo tenía un arma muy poderosa, tenia la estadísticas de fallas de modelos similares que me indicaba que ese tipo de posición de la cinta flexible provoca alta incidencia de rotura de la misma.

Pero créanme, los argumentos que estaba dando el fabricante eran también muy poderosos y siempre recibía contrarespuestas que balanceaban de forma muy pareja los intercambios. Sin embargo, yo contaba con  un principio que no debes olvidar. -No dejes que el proveedor decida por ti-......y más si estas convencido de tu posición.

Y es ese precisamente el concepto que quiero transmitirte. Cuando se trata del producto y el contexto de este (su diseño, empaque, manuales, recambios) la decisión es tuya, incluso, aunque sientas que el proveedor tiene la razón. El proveedor tiene también armas poderosas, tiene la experiencia productiva y dice tener el feedback de otros clientes y con ello intentará decidir por ti.


Tips para no dejar que el proveedor decida por ti. 

  • Debes conocer las características de tu mercancía.
  • Debes gestionar un grupo de conocimientos alrededor de tus productos.
  • No tomes decisiones apresuradas. Toma el tiempo que necesites sobre todo para documentarte antes. Hoy por hoy en la web puedes encontrar muchas respuestas.

Dos características que he podido observar en las relaciones con los fabricantes Chinos son. Una, según sus criterios, es que la causa de todo error en la durabilidad y funcionalidad del producto es el cliente, para el fabricante los productos son durables a no ser que el cliente los manipule mal,  y dos, que los feedback que reciben de otros clientes son todos positivos, es decir, los clientes anteriores a ti, que encargaron producciones similares, no han tenido tus problemas.

Ambas apreciaciones son totalmente inciertas. Pero ahora que lo sabes, te lo vuelvo a repetir. -No dejes que el proveedor decida por ti.-


En resumen.
Son muchas las situaciones en que debes tomar decisiones sobre tus productos contratados pero cuando se trata de eventos que impliquen al producto como tal, su durabilidad, funcionamiento, imagen e interacción con el cliente final, no debes dejar que el fabricante/proveedor decida por ti. La primera opción siempre debe ser preguntar a tu contraparte pero ten siempre presente que intentará condicionar su respuesta a sus intereses productivos.

Para los fabricantes Chinos sus productos son durables, funcionales, siempre cumplen con tus especificaciones y  tienen lo que tú necesitas por lo que con ese pensamiento autosuficiente es de esperar que no te darán una recomendación fiable si les pides a ellos una opinión. Utiliza tu gestión del conocimiento, tu red de contactos y hasta las experiencias presentes en la web cuando por ti solo no puedas decidir.



Espero que esta información te ayude de alguna forma. Si has tenido experiencias de este tipo o tienes opiniones que intercambiar te invito a que dejes un comentario.

Para cualquier duda, consulta o solicitud de servicios puedes también utilizar el formulario de contacto y si deseas convertirte en un experto sobre importaciones y fabricación en China, relaciones con proveedores y conceptos elementales que te permitan confiar en tus importaciones disminuyendo riesgos estas invitado a suscribirte al blog para recibir este tipo de información periódicamente.

Esta es una web escuela. De solo seguirla estarás listo para producir e importar de China con mínimos riesgos.




foxyform
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...