DE VISITA EN LA FABRICA. UNA SENCILLA GUÍA.


De todas las acciones que tomas para la selección y/o contratación de un producto, la visita a la fábrica define el 50% del comportamiento futuro de tu producto. Esta afirmación parte del supuesto que puedas ir a ver a tu fabricante pero ya sabes que si no lo haces debes buscar otras alternativas para cubrir ese porciento de confiabilidad. 

Una visita al fabricante es fuente infinita de conocimiento. Puedes descubrir y preveer el futuro comportamiento de tu producto, puedes asignarle un estándar y puedes tomar decisiones de compras con solo recorrer las instalaciones del productor y aprovechar muy bien la observación visual.

Los productos hablan. Y hablan de tres formas básicas. Hablan cuando visitas las instalaciones donde nacen, hablan mientras los testeas y hablan cuando están en explotación. De estas tres voces que el producto te permite escuchar, ver donde nacen, es decir, visitar la fábrica, tiene un peso determinante en la toma de decisiones.




La visita a la fábrica(s) es un punto obligado cuando visitas China para la selección de productos y fabricantes, incluso, aunque previamente tengas un fabricante ya sea recomendado o contactado por ti, nunca dejes de visitar la fábrica y yo acotaría más, aunque ya tengas relaciones de trabajo con ellos, date una vuelta por la fábrica de vez en vez, te puedes sorprender de un año a otro. Para bien o para mal.

En el caso de que tengas un agente contratado en China debes indicarle visitar la fabrica(s) y preparar una guía de supervisión para que la aplique en la visita y te la envíe. Con el resultado puedes tener una calificación aproximada del proveedor.

Visión General de la entrada de una gran fabrica en China. Foto del autor.


¿En que momento visito la fábrica?
Una vez seleccionados los productos o posibles productos que quieres contratar, ya sea por catálogo o en la visita a una de las ferias comerciales. Evita visitar fábricas sin que tengas ningún objetivo definido con ellas. Primero define los objetivos de compras, trata de ubicar la mercancía en posibles proveedores y después gestiona entonces la visita.


¿La visita a la fábrica genera algún compromiso con el fabricante?.
No,  todas las fábricas funcionan como mismo funciona un comercio minorista en cualquier calle de China. Todas están en franca competencia. Tu eres el que tiene que ser capaz de no deslumbrarte con ofertas y seguir al pie de la letra tu guía de visita. Eso si, si durante la visita determinas que no trabajarás con ese productor, no hagas falsos compromisos de solicitud de muestras, en todo caso solicita solamente cotizaciones que te puedan servir como referencias futuras.


¿Cuantas fábricas debo visitar?
Todas las que necesites para completar tu cartera de productos y más. Cada visita a un fabricante es una nueva enseñanza. Las fábricas son fuentes infinitas de conocimientos que necesitas para expandir tu know how sobre el Made in China.


¿Que plan debo seguir al visitar la fábrica?


El autor y algunos colegas de visita en una fábrica. Foto del autor
  • Siempre tendrás un recibimiento y te pasarán a un salón de reuniones. Las grandes fábricas tienen salones independientes y las mas pequeñas utilizan el showroom como salón de reuniones.
  • Recibirás el catálogo actualizado, intercambiarás tarjetas de negocio, te ofrecerán té o café y por lo general te harán una presentación de la fábrica. Ese es el protocolo estándar. Tú también debes hacer una breve y rápida presentación empresarial y comentar los intereses de tu visita, sobre todo, en cuestiones de productos si es la primera vez que estás en esas instalaciones.
  • Te invitarán a ver los productos del showroom y tratarán de proponerte los productos que se adapten a tu mercado. En este punto te recomiendo hacer un alto en el protocolo y solicitar visitar las líneas de producción antes de comenzar a seleccionar o negociar productos. De lo que puedas observar en la estructura de producción depende si certificas al productor como tu fabricante. Después puedes regresar al showroom y continuar con las selecciones.
  • Una vez visites las líneas de producción y estés convencido que puedes trabajar con esa fábrica puedes regresar al showroom y comenzar la selección de los productos. Si la fábrica no te convenció debes terminar tu protocolo de visita pero sin hacer grandes insistencias en la selección de productos. 
  • Solicita cotizaciones y deja la puerta abierta para futuros intercambios. Quizás ahora no te convenga encargar una producción pero mañana si.
  • Si tomas una decisión in-situ puedes solicitar muestras o puedes aprovechar los laboratorios o departamentos de control de la calidad del fabricante para realizar algunas pruebas o testear algún producto.



El plan de visita a la producción debe ser el siguiente:
  • Visitar los almacenes de entrada de la materia prima, entiéndase todo lo que la fábrica compra para realizar sus producciones. En ellos podrás observar el posible nivel de integración que tiene la fábrica, el origen de las materias primas, partes y componentes, y si existe o no control de calidad para estos productos de terceros.
  • Visita las líneas de conformado e inyección. También en ellas podrás observar el nivel de integración del fabricante y como controlan la calidad de estas partes.
  • Visita las líneas de producción. Revisa la calidad y tipo de montajes (manuales, automáticos o semi-automáticos), ya sea para los componentes y partes o para alguna parte o bloque en específico, los tipos de soldadura, cableado y los tipos de componentes que usan y sus certificaciones. Verifica si cubren tus necesidades técnicas. Verifica los puntos de Control de la calidad que poseen y la instrumentación que utilizan. Revisa si aplican las normas de calidad ISO 9000 y si cada puesto tiene las instrucciones de trabajo. Observa las marcas y modelos que están fabricando, el orden, la organización, la uniformidad y la disciplina.
  • Visita los laboratorios de prueba y los de vida. Observa la instrumentación que usan y el volúmen de productos testeados.
  • Visita el almacén de productos terminados y observa el destino de las producciones terminadas. Ello hablará por si solo del fabricante. Encontrar marcas de renombre internacional en los almacenes pre-embarque aumenta el nivel de confianza en el fabricante.
  • Aclárate todo tipo de duda que tengas, no dudes en preguntar. Una de las claves del éxito en la visita al fabricante, además de la observación visual, es escuchar las respuestas que pueden dar. Cuando tengas en tu haber 20, 50, 100 fabricantes visitados sabrás identificar las respuestas que son humo y las que no lo son. Quién pregunta tiene  el control y tu visitas las fabricas para tomar decisiones por lo tanto tú debes tener el control. 

Laboratorio de control de la calidad. Foto del autor.

Máquina de inyección de moldes de plásticos. Foto del autor.

Una línea final de montaje: Foto del autor.

Las fábricas son fuente infinita de conocimientos. En ellas puedes descubrir y preveer el comportamiento de tus productos además de poder tomar decisiones de compras con alta confiabilidad. Fotos del autor.


Cada una de estas etapas tiene un significado en la categorización de la fábrica y representa para ti un grado de confiabilidad. Después de visitar varios fabricantes te aprenderás de memoria la rutina y sabrás diferenciar al momento que fábrica seleccionar dentro de las miles a las que puedes tener acceso. Por lo pronto esta es una buena guía para comenzar. Ahora solo necesitas saber, de acuerdo a tus intereses y estándares, que aceptarás y que no de lo que veas en tus visitas.


Espero que esta información te ayude de alguna forma. Si has tenido experiencias de este tipo o tienes opiniones y nuevos aportes  que intercambiar te invito a que dejes un comentario. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...